Delmira Agustini o el otro nombre de la pasión por León David

Titulo del libro : Delmira Agustini o el otro nombre de la pasión
Fecha de lanzamiento : November 8, 2017
Autor : León David
Número de páginas : 943
Editor : Editora Unicornio

Obtenga el libro de Delmira Agustini o el otro nombre de la pasión de León David en formato PDF o EPUB. Puedes leer cualquier libro en línea o guardarlo en tus dispositivos. Cualquier libro está disponible para descargar sin necesidad de gastar dinero.

Delmira Agustini o el otro nombre de la pasión por León David

León David con Delmira Agustini o el otro nombre de la pasión

Era un prodigio de luz sombría, de nocturnos destellos; en la más recóndita sima del instinto su voz amanecía preñada de gorriones; nunca exhibió la flor tan ambigua belleza ni derramó la copa veneno tan dulce y embriagante. Se desliza su verso con la sinuosa argucia de predadora sierpe; la apasionada espina de su canto aguarda todavía al hombre no engendrado que en sueños transfigure el beso en llamarada. En el paraje solitario de su alma no sopló brisa fresca ni aletearon las cándidas palomas; el anhelo amoroso transpira y jadea, destila la ilusión gotas de turbio añoro y brota de repente de la inconforme carne todo un jardín de voluptuosas rosas encarnadas...

¿Quién era esa mujer, oxímoron viviente, casto gorjeo de ángel y garra de pantera? El lirio frágil, el lirio inmaculado jamás había ofrendado aroma tan oscuro, tan espesa fragancia... ¿Era acaso mujer? La historia lo asegura, los que la conocieron lo atestiguan, el corazón, sin embargo, lo niega. La femenil doncella de estatuaria hermosura a penas era el vaso, el vaso exquisito y sutil que contenía un licor cuya mordiente esencia nadie hasta entonces había degustado. El desenfreno imaginativo, el despeñarse de continuo en el abismo ciego de incontrolables apetitos que bullen en la latitud insondable donde se estrella la conciencia y toda vigilia de la mente racional fracasa, forzaron su estupor a fluir por cauce visionario que al volcarse en la estrofa rompe la armonía del discurso, des coyunta el ritmo de la frase e infunde en la palabra el profético don de antigua pitonisa. Hambre esencial de ser es lo que hay, un reclamo constante de fecundar la vida, de ennoblecerla con la entrega del cuerpo, de su cuerpo asaetado de eróticos fervores.