Discursos III (Biblioteca Clásica Gredos nº 152) por M. Tulio Cicerón

Titulo del libro : Discursos III (Biblioteca Clásica Gredos nº 152)
Fecha de lanzamiento : November 1, 1991
Autor : M. Tulio Cicerón
Número de páginas : 448
Editor : Gredos

Discursos III (Biblioteca Clásica Gredos nº 152) de M. Tulio Cicerón está disponible para descargar en formato PDF y EPUB. Aquí puedes acceder a millones de libros. Todos los libros disponibles para leer en línea y descargar sin necesidad de pagar más.

Discursos III (Biblioteca Clásica Gredos nº 152) por M. Tulio Cicerón

M. Tulio Cicerón con Discursos III (Biblioteca Clásica Gredos nº 152)


Los discursos reunidos en este volumen muestran a Cicerón en su faceta de abogado, y ponen de manifiesto su pleno dominio de la retórica y la oratoria desde el principio de su carrera. Fue su ejercicio de abogado el que le convirtió en modelo de prosa latina.
Se reúnen aquí varios de los primeros discursos que Cicerón pronunció en su calidad de abogado, profesión en la que no tardó en descollar tanto por la excelencia de su oratoria como por la escrupulosidad con que preparaba los casos.
En defensa de P. Quincio, del año 81, es su primer discurso conservado (aunque no el primero pronunciado, pues se refiere a otros anteriores), y defiende a Publio Quincio frente a un acusador cuyo abogado era el gran orador Hortensio, con motivo de una disputa sobre una granja de la Galia. En defensa de Q. Roscio, el cómico está al servicio de un gran actor, al que la acusación le reclamaba una granja que se le había entregado anteriormente como compensación por el asesinato de un esclavo del que Roscio era copropietario. En defensa de A. Cecina, del año 69, concierne a una herencia de tierras. Acerca de la ley agraria, o Contra Rullum consiste en tres discursos pronunciados durante los primeros días de posesión del consulado (63 a.C.), el primero ante el Senado y los otros dos ante el pueblo, contra la propuesta de ley agraria del tribuno P. Servilio Rulo (y tras la cual estaba probablemente César), sobre ventas y adquisiciones abusivas de tierras en Italia y más allá, con el fin de fundar colonias; Cicerón arguyó que la propuesta era injusta con los pueblos extranjeros y con los aliados afectados, y que no beneficiaba en nada al pueblo romano. El plan no prosperó. En defensa de L. Flaco, del año 59, representa a un pretor acusado de extorsión.