Canción de cuna y otros poemas (CONTEMPORANEA) por W. H. Auden

Titulo del libro : Canción de cuna y otros poemas (CONTEMPORANEA)
Fecha de lanzamiento : October 29, 2014
Autor : W. H. Auden
Número de páginas : 344
ISBN : 8483462516
Editor : DEBOLSILLO

Obtenga el libro de Canción de cuna y otros poemas (CONTEMPORANEA) de W. H. Auden en formato PDF o EPUB. Puedes leer cualquier libro en línea o guardarlo en tus dispositivos. Cualquier libro está disponible para descargar sin necesidad de gastar dinero.

Canción de cuna y otros poemas (CONTEMPORANEA) por W. H. Auden

W. H. Auden con Canción de cuna y otros poemas (CONTEMPORANEA)

Muchos consideran a W.H. Auden el mejor poeta inglés del siglo XX. Su obra, caracterizada por una amplia y arriesgada paleta de preocupaciones morales y destrezas formales, conforma uno de los testimonios más lúcidos, implacables y memorables de su época. La poesía de Auden ha sido, además, una de las más influyentes y rompedoras, un influjo que no ha hecho más que agrandarse con el paso deltiempo. Eduardo Iriarte ha llevado a cabo en esta edición, con excelente criterio e impecable oído, una selección cronológica de los mejores poemas de Auden cuya lectura, hoy como ayer, supone una de las experiencias más iluminadoras y enriquecedoras que nos puede brindar la poesía universal.Una selección cronológica de los mejores poemas de Auden cuya lectura, hoy como ayer, supone una de las experiencias...Wystan Hugh Auden (1907-1973) nació en York (Inglaterra) y murió en Viena. Estudió en el Christ Church College de Oxford, donde coincidió con otros escritores como Stephen Spender, Louis MacNeice o Christopher Isherwood. En 1930 su libro Poems sentó las bases de su prestigio como una de las jóvenes voces más contundentes del momento. Durante los años treinta vivió en Alemania, Islandia, China y España, país en el que fue testigo de la guerra civil española, experiencia que inspiró uno de sus poemas más recordados y discutidos: «Spain». En 1939 abandonó Europa y se trasladó a Estados Unidos, donde adquirió la nacionalidad, conoció a Chester Kallman, su compañero desde entonces, y cambió de piel ideológica y estilística: del socialismo y el psicoanálisis regresó a las preocupaciones cristianas y teológicas. En 1970 regresó a Oxford para ocuparse de la cátedra de poesía de su viejo college.